InicioComentarios de la empresaDiseños arquitectónicos como propiedad intelectual: todo lo que necesita saber

Diseños arquitectónicos como propiedad intelectual: todo lo que necesita saber

La creación de un diseño arquitectónico comienza con una idea en la mente del arquitecto. Pero el producto final es un plan completo. Al igual que otros creadores, como músicos, escultores, escritores y fotógrafos, los arquitectos poseen los derechos de autor de los diseños que crean.

Esto significa que otra persona no puede replicarlo en otro lugar. Aun así, los derechos de autor del diseño arquitectónico no son tan claros como en otras formas de arte. Si está en la industria de la construcción, esta guía destaca todo lo que necesita saber sobre los diseños arquitectónicos como propiedad intelectual.

¿Qué está protegido?

Buscar pistas de construcción
  • Región / País

  • Sector

¿Quiere ver proyectos de construcción solo en Nairobi?Haga clic aquí

En diciembre de 1990, el congreso aprobó la Ley de Protección de Derechos de Autor de Obras Arquitectónicas, que brinda protección de derechos de autor a los diseñadores originales de todos los diseños arquitectónicos, como dibujos arquitectónicos, planos y edificios.

Sin embargo, la ley hizo algunas exenciones para puentes, casas rodantes, hojas de trébol, presas, botes, pasarelas y vehículos recreativos. Además, se excluyen las configuraciones de espacios dentro de un edificio y accesorios como ventanas y puertas.

La protección de los derechos de autor para arquitectos, al igual que otros artistas, no es indefinida. Si los diseños arquitectónicos se crearon en nombre de un cliente, la protección de los derechos de autor tiene una duración de 95 años a partir de la publicación o 120 años a partir de la fecha de creación, lo que sea menor. Para los diseños personales, la protección se extiende hasta 70 años después de la muerte del creador.

Violaciones de derechos de autor

Un fotógrafo o un pintor pueden reproducir y compartir imágenes de cualquier edificio siempre que sea visible desde un espacio público. Sin embargo, existen limitaciones.

Por ejemplo, si la imagen representa un edificio creado después de 1990 y no es visible desde un espacio público, dichas imágenes violarían los derechos de autor del arquitecto. Lo mismo se aplica si el fotógrafo o el pintor tomaron fotografías o dibujaron el edificio mientras habían accedido ilegalmente al edificio.

Para los arquitectos, en cambio, sería una violación de las protecciones de derechos de autor reproducir la obra de otro creador en cualquier otro lugar. Supongamos que un arquitecto presenta un plan similar al trabajo de otro arquitecto para su aprobación por parte de la autoridad de construcción local, y el propietario de los derechos de autor se entera. En ese caso, pueden pedirle a la corte que detenga el proyecto.

El propietario de los derechos de autor también puede demandar por daños legales. Si es declarado culpable de infracción de propiedad intelectual, el acusado podría enfrentar daños legales de hasta $150,000 por cada estructura construida.

Derechos de autor de sus diseños

El creador original de un diseño arquitectónico asume los derechos de autor de sus diseños y puede demandar por infracción incluso cuando no tiene un aviso de derechos de autor. Sin embargo, registrar los diseños puede garantizar que le resulte más fácil presentar una infracción de una demanda de propiedad intelectual.

El registro de derechos de autor no se limita a arquitectos y artistas. Es posible que los creadores de otros productos también deban registrar sus diseños. El proceso de registro de un diseño industrial puede ser un poco desafiante, por lo que es posible que desee obtener la ayuda de un abogado para asegurarse de hacerlo bien.

No tiene que ser una réplica

Alguien puede hacer cambios menores a un plan con la esperanza de evitar infringir los derechos de autor del creador, pero este enfoque puede no ayudar mucho si no supera el umbral del tribunal.

Por lo general, el tribunal aplicará uno de dos umbrales al determinar si un diseño arquitectónico infringe el trabajo intelectual de otro arquitecto.

La primera prueba es la apariencia total. Bajo esta prueba, el tribunal analiza cómo una persona común encontraría similares los dos edificios. Si el tribunal considera que un edificio es similar a otro a los ojos de una persona común, el trabajo puede declararse un infracción de la propiedad intelectual.

La segunda prueba, conocida como prueba de filtración, filtra todas las partes no originales de todo el edificio y las compara con el original sin considerar cambios menores como accesorios de puertas y ventanas o paredes móviles unos pocos pies. Si el trabajo no original supera al original, el edificio puede considerarse una infracción.

Si estás trabajando en un proyecto y te gustaría que aparezca en nuestro blog. Estaremos encantados de hacerlo. Envíenos fotos y un artículo descriptivo a [correo electrónico protegido]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduzca su comentario!
Por favor, introduzca su nombre aquí